Regalar un viaje, el otro regalo de boda para novios

El dinero se gasta y las experiencias permanecen. Una máxima tan real que cada vez son más los invitados a las bodas -sobre todos los más allegados a la pareja- que, una vez costeado el cubierto, se unen para regalar experiencias que van más allá del alivio económico que supone ver cómo arriban los ingresos a la cuenta de los novios.

Dentro de las experiencias encontramos multitud de posibilidades. Estas van desde actividades de aventura junto a los novios, cenas familiares o de amigos en restaurantes de postín, cenas en restaurantes con Estrella Michelín para la pareja y, sobre todo, los que más popularidad empiezan a ganar entre los invitados a los distintos eventos nupciales que tienen lugar estos días en toda España: los viajes.

Viajes que pueden ser escapadas -la alternativa ideal a aquellos invitados que queriendo regalar este tipo de experiencias no están en condiciones económicas de ir más allá- o que pueden acabar convirtiéndose en el regalo del mismísimo viaje de novios o Luna de Miel, a menudo regalada por padres, hermanos o padrinos de los novios.

En medio de estas dos posibilidades, un sinfín de opciones entre las que destacan la visita a parques naturales, capitales regionales poco conocidas en Europa y, últimamente, también los viajes a Moscú, una capital muy poco conocida por los turistas españoles y que sorprende a todos y cada uno de los viajeros que la pisan durante unos días.

De ahí que cada vez sean más las agencias especializadas que se encargan de elaborar tours para recién casados, parejas o familias que se dejan caer por la actual capital de la Federación Rusa y que fuera la capital de la extinta URSS dejando multitud de rincones históricos que no dejan indiferente a quienes los aprecian.

Si a esto le sumamos una arquitectura completamente distinta a la que podemos encontrar en cualquier otra parte del mundo o una deliciosa oferta gastronómica entendemos por qué Muscú empieza a convertirse en uno de los destinos preferidos -sobre todo en esta época del año- para muchos españoles. Aquí un ejemplo de lo mucho que ver y hacer en la capital rusa:

Qué ver y hacer en Moscú

Plaza Roja: visitar el Kremlin, las Galerías Gum, la Catedral de San Basilio, el Mausoleo de Lenin, el Museo Estatal de Historia de Rusia, la Catedral de Kazán y el Monumento a Minin y a Pozharsky.

Tour por el metro

La Plaza de las Catedrales

El Cañón Zar Pushka

La Campana del Zar

Catedral de Nuestra Señora de Kazán

Galerías GUM

Mausoleo Lenin

Catedral de San Basilio

Tumba del Soldado Desconocido

El Museo de la Armería

El Fondo de Diamantes

Escultura del Príncipe Vladímir

Catedral de Cristo Salvador

Monumento Pedro I El Grande

Teatro Bolshói

Calle Tverskaya

Calle Arbat

Ministerio de Asuntos Exteriores

Estaciones de metro de Moscú:

Arbatskaya
Kiyevskaya
Novoslobodskaya
Porspekt Mira
Komsomolskaya
Kurskaya
Ploschad Revolyutsii
Park Kultury

Convento y Cementerio de Novodevichy

Universidad de Moscú y Sparrow Hills

Moscuw City

Parque de Kolomenskoye

Museo de la Cosmonáutica

Perderse por todas las calles del centro y disfrutar de su maravillosa y desconocida gastronomía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *