Aeroe, la isla de las bodas

El día de la boda es un día especial. Uno de esos que se recuerda para toda la vida. Es por eso que para muchas parejas es imprescindible apostar por un entorno ideal que, en la medida de lo posible, sea exclusivo, elegante y donde poder albergar una fiesta con invitados a los que no les falte detalle alguno.

Con esta premisa, y a pesar de estar de encontrarnos en una coyuntura económica aparentemente más desfavorable que otras para decantarse por lo más exclusivo, son cada vez más parejas las que acuden a un ‘wedding planner’ para que sea él o ella quien se encargue de todos los pequeños e importantes detalles.

Pues bien, gracias a la figura de estos magos que se encargan de hacer realidad los sueños del futuro matrimonio,  una pequeña isla se está convirtiendo en todo un destino soñado para contraer el enlace: Hablamos de Aeroe, en Dinamarca.

Este pequeño islote de 90 kilómetros cuadrados y poco más de 5.000 habitantes se ha convertido, gracias a un enclave geográfico tan especial así como al gusto y la estética de sus habitantes, en todo un lugar «de cuento» para llevar a cabo el matrimonio.

Lejos de ser un rincón reservado para los bolsillos más pudientes, el número de parejas que ha decidido dar el ‘sí quiero’ en Aeroe no ha dejado de aumentar durante los últimos años siendo nada menos que 2.640 el total de enlaces que se ofrecieron en esta pequeña isla europea durante el pasado año.

Además de su espectacular enclave, que justifica el viaje de novios e invitados, las facilidades que allí se ponen a la celebración de este tipo de actos, le han convertido junto a República Checa y Chipre en uno de los destinos más elegidos para casarse.

Tanto es así que, este 2015 que todavía no se ha cerrado, se estima que el número total de matrimonios oficiados en este paraíso se eleve por encima de los 3.500.

Sus calles empedradas, con los pequeños negocios locales de toda la vida, la estética de los núcleos urbanos, con las fachadas pintadas cada una de un color y la apertura recientemente de nuevos hoteles para acoger a los invitados han supuesto para esta pequeña isla todo un boom inesperado.

En cuanto a los precios, estos comienzan a partir de los 300 euros para la ceremonia, pudiendo elevar esta cantidad sin límite en función de tus pretensiones, siendo la zona de la playa, bajo el faro, el lugar más escogido para el oficio de la boda.

Para aquellas parejas que deseen casarse solas y disfrutar de Aeroe durante diez días, todo el paquete, con estancia y vuelos incluidos, podría salir por alrededor de 2.000 euros. Una cifra que no es para nada prohibitiva y que ha llevado a este destino a ser calificada por algunos como ‘Las Vegas de Europa’, pero con el glomour y la tranquilidad del que no disfrutan en el estado de Nevada en Estados Unidos.

Si están pensando en una ceremonia para el recuerdo, en un enclave especial, diferente y donde poder confirmar en cuestión de horas la celebración de una boda, este puede ser su destino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *