Maquillaje para novias cuya boda es en invierno

Partiendo de la base de que en un día tan señalado y especial como una boda, la novia no puede dejar de ser ella misma perdiendo su expresión en pro de un rostro que busque ‘otra’ perfección, no es menos cierto que la elección del correcto maquillaje en función de muchos elementos, tales como el vestido, el rostro de la novia o la luz, que varía mucho en función de la hora y de la estación en la que se celebre el matrimonio, son elementos a tener muy en cuenta.

En relación a este último, para aquellas novias que optan por celebrar su enlace en invierno, es importante conocer cuáles son las tonalidades que más favorecen esta época y que más y mejor resaltan con la luz actual para conseguir así ‘el maquillaje perfecto’.

En este sentido, esta estación, a diferencia del resto de épocas del año, se lleva mucho mejor con los tonos pastel y aquellos colores menos vivos, cuyo maquillaje variará, también, en función de qué zona se esté maquillando.

De esta manera, para los ojos y los labios, hay que tener en cuenta que el aumento en el porcentaje de humedad en el aire del invierno es mayor que en verano, lo que nos llevará a hacer uso un pintalabios de larga duración, además de la aplicación de una prebase, o en su defecto polvos traslúcidos, en la zona del párpado como paso previo a la colocación de la sombra.

En cuanto a los colores, aquellos más gélidos como son los colores metalizados son los más adecuados para esta época del año. Para los ojos marrones, los rosas y violetas serían los más indicados, mientras que los azules y los grises lo serían para aquellas novias de ojos más claros.

Para el maquillaje es importante recordar que, para que este dure intacto el mayor tiempo posible, es imprescindible que el rostro esté más limpio e hidratado que nunca antes de iniciar con el proceso de maquillaje.

La base, de larga duración, debe ser del mismo tono que la piel de la protagonista del enlace. Y es que no hay nada mejor que mantener el color natural de la piel de la novia para resaltar su belleza natural.

Por último, queremos incidir en la importancia de que, una persona cercana a la novia, no aleje en exceso el neceser para así poder aliviar ciertas incorrecciones propias de un día en el que el paso de las horas puede afectar a la concepción inicial del mismo.

Así pues, la presencia de base, sombra y de un labial se antojan cruciales, siendo además recomendable la de una barra anti rojeces para evitar que, en el caso de pasar muchas horas al aire libre, zonas como la nariz o el mentón pierdan su color.

A modo de conclusión, resaltar la máxima que indica que el día de la boda, el maquillaje debe ser de larga duración, de la máxima calidad, pero sobre todo natural. Ser tú misma es lo más importante para el día de tu boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *